Delirio delicioso

Delirio delicioso

de moras y de frutas,

de cosas diminutas

que pintan lo amoroso.

 

Texturas y armonioso

color que, sin minutas,

roza el labio ardoroso.

 

Pecados de sabores

prendidos de hermosura,

nacidos de cultura

que gana en mil honores:

 

que en rojo y con rubores

o en viola o en mixtura

se alzan aún mejores.