¡Destrípame!

Imagen de Geli

Género: 

  • Microrrelato

Enlace al taller: 

—¡Destrípame! —dijo el texto sin miramiento.

A simple vista, todo estaba en orden; las tildes hacia la derecha, las mayúsculas detrás de los puntos y los signos de interrogación escoltando a las preguntas. Sin embargo, si aquel relato se leía con atención, parecía que se hubiera vuelto loco; el género del adjetivo no concordaba con el del sustantivo, el número del sujeto no coincidía con la persona del verbo y los artículos se habían aliado con ambos. El caos era completo.

—¡Destrípame! —volvió a gritar muy enfadado.

El autor había abandonado unos minutos la mesa de trabajo. Necesitaba un respiro. A su regreso de la cocina, con la taza aún humeante entre los dedos, revisó el texto antes de editarlo. Afligido, no entendía lo que estaba ocurriendo. La noche cubría la ciudad con un silencio plomizo. «Quizás el cansancio...», pero este pensamiento quedó interrumpido.

—¡Destrípame! ¿A qué esperas? —exigió la narración por tercera vez.

Dejó la infusión a un lado, se restregó los ojos con ambas manos y siguió leyendo. Aquello era un despropósito, no había manera de entenderlo. Sudaba. La ropa, pegada a la piel. Su inquietud crecía. «¿Qué diré mañana en la agencia? -se preguntó alarmado-. ¡No puedo presentar el trabajo de esta manera!». Y esta nueva reflexión lo alteró todavía más. Las excusas se le agolpaban en la cabeza. Contar la verdad tampoco serviría. ¿Quién creería que su texto tenía vida propia y pedía a gritos que lo destriparan? Notaba sus latidos en las sienes.

—¡Destrípame! —chilló una vez más aquel escrito.

—¡Ya basta! —se oyó a sí mismo vociferarle—.¿Quién te crees que eres? —prosiguió. ¡Sin mí no serías, no existirías!

No podía creer que estuviera hablando con su texto. Llegado a este punto, y una vez admitido que así era, prefirió aclarar la situación.

—Te doy cinco minutos, chaval, —le dijo apuntándole con el dedo- para que te recompongas. De lo contrario, te prometo que serás el hazmerreír de los micros. Te publicaré tal como estás en tantas páginas como pueda. Te buscaré un nombre de autor apropiado y, yo mismo, usurparé tu identidad ficticia para contestar los comentarios que recibas. ¡Cinco minutos! ¿Me has oído? ¡Cinco minutos!

—¡Ja! ¡No me hagas reír! Antes de hacer nada, comprueba que tienes una identidad real.

—¿Qué quieres decir?

—Lo sabes de sobra. Eres tú el que sin mí pasa desapercibido. ¿Qué otra cosa podía hacer? No estoy dispuesto a dejarte publicar la basura que escribes. Así que no pierdas más tiempo y ...¡Destrípame!

Comentarios

Acabo de darle un nuevo final

Imagen de Geli

Acabo de darle un nuevo final a este texto. Agradecería vuestros comentarios.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Usando un adjetivo de

Imagen de miguel

Usando un adjetivo de "circularidad": ¡Redondo!

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Miguel

Espera, espera, a ver cuál es

Imagen de Geli

SonrisaBeso

Espera, espera, a ver cuál es la última palabra de ese señor que nos lo tacha todo, que aún no las tengo todas conmigo.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli