El retrato

Imagen de Geli

Género: 

  • Cuento

Enlace al taller: 

Martín llevaba tiempo diciendo que me visitaría a su paso por la ciudad y, una tarde de otoño, con las últimas luces, sentí su inconfundible carraspeo en el descansillo de la escalera. Antes de que llamara, me asomé a la puerta. Abrió los ojos como un búho. Al verlo, me costó reaccionar. Lo encontré muy demacrado y había perdido mucho peso.

Me aparté para dejarlo entrar. Avanzó hasta el salón con paso inseguro y se desmoronó sobre la primera silla con la que se tropezó. Me senté frente a él. Levantó la cabeza y me miró con vacilación antes de hablar.

—No sé qué me está pasando, Paco.

—¿Qué te ocurre?

Se arremangó y extendió los dos brazos con las palmas hacia arriba. Entonces, vi las marcas, como de una punción, y unos cardenales amarillentos.

—¿Y eso?

Se encogió de hombros.

—Despierto así cada mañana y con menos fuerzas que el día anterior.

—¿Y Berta? ¿Qué dice?

—Ya sabes cómo es. —Su voz se crispó—. Me dice que exagero, que tiendo a somatizar mis problemas. Vamos, que me tilda de hipocondríaco.

—Bueno, parte de razón, sí lleva. ¿Trabajas mucho?

—Acabé un encargo para una galería y, mientras sale otra cosa, estoy con uno de los retratos de Berta. Creo que te envié el boceto ¿Verdad?

—¿El que Berta insistía en que el fondo fuera grana?

—Sí, ese.

Miré a mi amigo. El mentón hacia abajo, la columna doblada, ovillado en sí mismo. ¡Parecía tan cansado!

 

Dejé a Martín en la estación con la promesa de que al mes siguiente, pasaría un fin de semana con ellos. Me miró con gratitud.  

 

Al recibirme, Berta se esforzó por sonreír. A Martín lo hallé, con los ojos entornados, hundido en un sillón. Al verme, una chispa fugaz prendió en ellos.

—¿Cómo te encuentras? —le pregunté.

—Está cansado—intervino Berta rápidamente—. Ha estado trabajando en mi retrato después de comer. Mañana lo acaba.

—¿Habéis ido al médico?

—Sí, claro. Nos dijo que tenía un poco de anemia. Nada más —se adelantó de nuevo ella.

Hablamos de asuntos triviales durante la cena y me retiré temprano. 

A medianoche, me desperté inquieto y con la boca reseca. Me dirigí a la cocina a por un vaso de agua. Al pasar frente a la habitación del matrimonio, por la puerta entreabierta, noté cierto movimiento en su interior. Me asomé con sigilo. Observé con estupor que Berta le extraía sangre a Martín de un brazo. Completó un tubo y lo depositó en una pequeña bandeja metálica que tenía sobre la mesilla. Repitió la operación tres veces más. Luego, se dirigió al otro lado de la cama y comprobó el flujo del gotero. Mi amigo no se movía. Noté que me faltaba el aire y apoyé la mano en la puerta. Los goznes chirriaron. Berta se sobresaltó y me descubrió. Rodeó la cama, cogió la bandeja y vino hacia mí.

—Déjame pasar. No es lo que tú crees —susurró.

—¿A qué estás jugando, Berta? —le dije apretando los dientes.

—No es ningún juego. Ven conmigo.

Me condujo al estudio de Martín. Vació la sangre de los tubos en un matraz, añadió óleo, aceite y otros líquidos hasta conseguir una suerte de almizcle que dejó reposar.

—¿Me vas a contar de qué va todo esto? —le pregunté mientras la sujetaba por los hombros y la zarandeaba. 

—Se está muriendo. —La voz se le quebró—. El doctor, que es amigo nuestro y conoce bien la tendencia de Martín a la depresión, habló conmigo y ambos convinimos en que lo mejor era no decirle nada mientras pudiéramos evitarlo. Desde hace un par de semanas siente dolores repentinos muy fuertes, así que, por las noches, le administro calmantes para que descanse. El cáncer está muy avanzado.

—Pe…   pero y ¿esos tubos?

—Ah, sí,… —suspiró—. Cuando hablé con el médico me hundí. Pensé en Martín, en mí, en la ausencia de hijos, en la soledad que me aguardaba. Entonces, se me ocurrió que si Martín iba a morir, quería que parte de él siguiera conmigo y le insté para que me pintara otro retrato.

Destapó el cuadro.

Enmudecí. La piel clara de Berta contrastaba con el rojo oscuro. Solo quedaba un pequeño fragmento por pintar. Ella me miró sin brillo en los ojos y las mejillas encendidas. Sentí como una mordida en el estómago. La atraje hacia mí y lloramos en silencio.

 

Martín terminó el retrato a la mañana siguiente y a los tres días murió. Prendida en una esquina del lienzo, había dejado una nota:

“A Berta, a quien le di hasta la última gota de mi sangre”.

Comentarios

La anécdota de este texto es

Imagen de Geli

La anécdota de este texto es que lo comencé partiendo de dos frases que me proporcionó Óscar. Una vez que tuve escrito el primer párrafo, esas mismas dos frases me impedían continuar. En cuanto las eliminé, pude desarrollar la historia.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Muy bueno, Geli.

Imagen de miguel

Muy bueno, Geli.

Después del parón inicial veo que lo has resuelto genial. Aplauso

¡Hala! Al taller... Encantado

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Miguel

Me alegra que las frases te

Imagen de Oscar

Me alegra que las frases te sirvieran de disparador. A veces se vuelven molestas luego del chispazo inicial, entonces quitarlas es lo mejor.

Ya nos veremos en el taller.

Saludos

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Gracias a los dos por la

Imagen de Geli

Gracias a los dos por la lectura.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Lo he vuelto a leer.

Imagen de DavidRubio

Lo he vuelto a leer. Extraordinario. Es cierto, a veces hay una frase que nos hace pensar en un relato la tratamos de meter como sea y nos da problemas. ¡Cuesta tanto cortar y eliminar!. Saludos

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

DavidRubio

Pues verás, David, a mí me

Imagen de Geli

Pues verás, David, a mí me cuesta tener la historia ensamblada, pero disfruto con los cortes y las correcciones. Es un proceso que me gusta mucho. Sobre todo disfruto, cuando el maestro, "que todo lo ve", me hace una observación. Es entonces, cuando me pongo a pensar en otras posibilidades y aprendo. Me doy cuenta de que poco a poco voy adquiriendo técnicas y trucos del oficio.

La verdad es que es un lujo contar con Óscar entre nosotros y también con Miguel "Ojos de halcón".

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

He hecho la mayoría de las

Imagen de Geli

He hecho la mayoría de las correcciones dictadas por Óscar. Me falta resolver la escena de la habitación.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Escena de la habitación

Imagen de Geli

Escena de la habitación revisada. ¡Hala!

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Ahora es otra cosa.

Imagen de Oscar

Ahora es otra cosa.

Creo que ha quedado muy bien.

Pasemos al próximo cuento... Sorprendido

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Gracias, Óscar. He aprendido

Imagen de Geli

Gracias, Óscar. He aprendido y he disfrutado muchísimo este ejercicio de corrección.

Ahora ya puedo empezar a pergeñar otra historia. Normalmente, no me sale hasta que he revisado y corregido la última que haya escrito. No me gusta empezar algo nuevo con la sensación de haber dejado inacabado el trabajo anterior. Aunque, claro, a veces también me pasa que salto de una historia a otra. Pero no es lo habitual.

¿Y Ud. a qué espera? Ya tengo ganas de corregirleRubor.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Geli

Estaba trabajando en un

Imagen de Oscar

Estaba trabajando en un escaneo (acabo de terminarlo) y, como tengo que devolver el libro, me concentré en ello. Ya escribiré algo (y un nuevo desafío, si se me ocurre uno interesante). Mmm...

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Muy buen texto y bien

Imagen de Pernando

Muy buen texto y bien llevadas las correcciones, genial.

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Usa estos comentarios para dar tu opinión sobre el texto pero NO para indicar posibles correcciones. Para esto último dirígete al tema que corresponde a este texto en el Taller.

Pernando Gaztelu