Rehén de por vida

Imagen de Geli

Enlace al enunciado: 

Enlace al taller: 

Las gotas de sudor resbalan rápidas por mi espalda y se precipitan en el surco que divide mi culo. Me hacen cosquillas mientras, este malnacido, me encañona por el cogote.

¿Quién me mandaría venir al banco hoy? Precisamente, hoy. Bueno, sí lo sé. Quería retrasar al máximo la hora de regresar a casa y contarle a María que esta mañana me habían hecho una biopsia. Con la de veces que me habrá dicho en los últimos meses que debía hacerme un reconocimiento médico, que no podía ser que anduviera siempre tan cansado y cuando, por fin, accedo a sus deseos, lo hago a escondidas. ¿Por qué? ¡Ay, María, si yo lo supiera! Este afán mío por ahorrarte disgustos...¡como si tú no fueras a enterarte!

El bebé sigue berreando en el carrito. Su madre no se atreve a tomarlo en brazos y tranquilizarlo; y el señor gordo hace pucheros, moquea y se pasa el pañuelo sucio por la cara de manera compulsiva, como si limpiarse los mocos, el sudor y las lágrimas lo fuera a liberar. El guarda de seguridad, tendido de costado en el suelo y maniatado tiene la boca sellada con cinta adhesiva. Sus carrillos enrojecidos se hinchan y se desinflan con celeridad.

¿Cuánto tiempo llevaré de rodillas? El hormigueo en las piernas, como cientos de agujas hundiéndose al mismo tiempo, es insoportable. Si al menos estuviera sentado en el suelo como los demás.

No te muevas, hijo de puta, o te salto los sesos.

Un dolor agudo me atraviesa como un latigazo. Será cabrón. El golpe me ha aturdido. Tengo mucho calor. La camisa pegada a la espalda me molesta. Me llevo la mano a la cabeza y me pringo los dedos de sangre.

¡He dicho que no te muevas!

Y tú, ¡puta! hazlo callar o será el primero.

¡Pobre muchacha! Ha trastabillado al levantarse y casi vuelca el cochecito. ¿Por qué esos desgraciados de ahí afuera no actúan? ¿A qué esperan? Las piernas; noto como si millones de insectos me picaran a la vez. Tengo náuseas. El llanto del bebé ha cesado de inmediato en cuanto su madre lo ha estrechado entre sus brazos. Ahora el único sonido son los sorbos y gimoteos del gordo.

Chincheta, soy el inspector Varela, voy a entrar.

—Si lo hace, le descerrajaré un tiro a este mierda. ¿Estamos?

Vuelve a presionarme con el cañón. La sangre debe haberse coagulado. Ya no la noto descender por detrás de la oreja. Espero que el poli sepa lo que hace. Este tipo se impacienta.

Vamos, hombre, ¿cuándo te he fallado yo? Te conseguiré lo que pidas.

Ja,...eso mismo dijo la última vez. ¿Se acuerda? ¡Déjeme en paz! Conozco sus tretas.

Chincheta, es mejor que colabores. No tienes otra alternativa.

Varela, ¡no me va a enchironar! Antes le meto un tiro a todos estos y luego me lo pego yo. ¡Ostias! ¡qué estoy muy loco!

Tranquilo, muchacho. ¿Quién habla de ir a la cárcel?

La presión del arma es menor ahora. El inspector lo está distrayendo con su palabrería. Hasta el gordo, pendiente del diálogo entre estos dos, ha dejado de sorber. ¡No aguanto más esta posición! 

 

Me he tirado al suelo instintivamente al oír el disparo. Todo ha ocurrido muy deprisa. Los de la brigada especial han irrumpido por sorpresa desde el despacho del director y lo han abatido por la espalda. Lo han desarmado y esposado. El Chincheta pasará una temporada a la sombra. Tardo en levantarme. Me froto las piernas un buen rato hasta que el hormigueo es un recuerdo añejo. Me pongo en pie y pienso en ti, María, ¿cómo contarte? ¿Por dónde empezar?

Comentarios

Es curioso leyendo tu relato

Imagen de DavidRubio

Es curioso leyendo tu relato me ha venido una sensación rara. Tengo mi desafio medio escrito, esta semana me retrasé. Pero leyendo tu relato era como si los personajes, la situación, que he estado pensando en el mío tomarán vida propia. No se si le pasó a los demás. Saludos

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

DavidRubio

Lo que sé es que el Chincheta

Imagen de Oscar

Lo que sé es que el Chincheta no es el único chorizo de este barrio. Enfadado Mire que llevarse a Varela...

Me gustó el punto de vista. Ya le daremos candela en el taller.

Saludos

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Se dió cuenta de que me había

Imagen de Geli

Se dió cuenta de que me había apropiado a VarelaRubor.

¡Eso, eso, deme candela!

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Geli

Me encanta este tipo de

Imagen de Nelo

Me encanta este tipo de escenas, es atrevida y resultona. Se respira la tensión del momento. 

Solo me carraspea un poco la palabra "culo" al principio, quizá nalgas... pero es una opinión muy subjetiva

saludos!

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.